Terra

Tierra

La materia prima de la cerámica es la propia tierra, retirada de capas no profundas y, en su mayoría, de áreas próximas a la industria
  • 90mil m2 de área recuperada
  • 200 plantas nativas plantadas en el yacimiento de Cedro, en São João (SE)
  • 100% provedores sometidos a evaluación ambiental

Las actividades de minería demandan especial atención para minimizar los posibles impactos en la biodiversidad. Nuestra materia prima viene de fuentes propias y terceras. Los yacimientos propios de Portobello representan un 15% de las actividades de extracción. Tenemos protocolos de recuperación después de la exploración, respetando la vocación natural de la áreas. En 2020, promovimos la recuperación ambiental de 90 mil m2, o 9 hectáreas, en seis diferentes áreas explotadas por la Minería Portobello.

Por ejemplo, en el yacimiento de Cedro, en São João (SE), realizamos el plantío de 200 plantas nativas en 2020. Como el clima local es tropical semiárido, sin lluvias en buena parte del año, implantamos un sistema de irrigación por goteo, que distribuye el agua lenta y directamente en la zona radicular de las plantas. Así, garantizamos que las nuevas plantas recibirán la irrigación necesaria para desarrollarse, sin pérdidas de agua por evaporación. El suelo en el entorno de la planta queda siempre húmedo, utilizando la menor cantidad de agua posible.

También hacemos a gestión de los insumos de minería suministrados por terceros. En estos casos, seguimos criterios preestablecidos para gestión de impactos sociales y de licencias de los yacimientos, con auditorias periódicas a fin de promover la preservación de la biodiversidad, el control de la calidad de agua y la reducción de la emisión de CO2. En 2020, realizamos evaluación de impacto ambiental en los 16 proveedores. Ninguno de ellos presentó actividades causadoras de impactos ambientales significativos.

Además de la extracción, estamos atentos también a la sostenibilidad del descarte de los materiales. La cerámica está compuesta, casi en su totalidad, por tierra. Por eso, cuando se descarta correctamente, no causa impactos ambientales. El descarte debe hacerse en recipientes de empresas debidamente habilitadas, que encaminan a reciclaje. La cerámica es, entonces, triturada, y se vuelve insumo para la construcción civil. Las instrucciones de descarte están detalladas en el Manual del Cliente Portobello Shop. Es objetivo de la empresa compartir, cada vez más, esas buenas prácticas.